image-1217571-info.png
image-1254591-Asociación_Regional_de_Dialisis_de_San_Luis,_La_Rioja_y_San_Juan_(3).png


Los riñones sanos filtran la sangre eliminando el exceso de líquido, los minerales y los desechos. Los riñones también producen hormonas que mantienen los huesos fuertes y la sangre sana.


Cuando los riñones fallan, los desechos dañinos se acumulan en el cuerpo, la presión arterial puede elevarse y el cuerpo puede retener el exceso de líquido y no producir suficientes glóbulos rojos. Cuando esto ocurre, usted necesita tratamiento para reemplazar la función de sus riñones porque no funcionan adecuadamente.

image-1254613-INF.png

La hemodiálisis es el método más común para tratar la insuficiencia renal avanzada y permanente. Consiste en un procedimiento donde la sangre fluye, unas onzas por vez, a través de un filtro especial que elimina los desechos y los líquidos innecesarios. La sangre filtrada se devuelve luego al cuerpo.
 
La eliminación de los desechos dañinos, la sal y los líquidos innecesarios ayuda a controlar la presión arterial y a mantener el equilibrio adecuado de sustancias químicas en el cuerpo, como el potasio y el sodio
.

image-1254670-DE.png

Cuando usted tiene enfermedad renal crónica, puede necesitar hacer cambios en su alimentación.


Estos cambios pueden incluir:

  • Limitar los líquido

  • Consumir una dieta baja en proteína

  • Reducir el consumo de sal, potasio, fósforo y otros electrólitos

  • Obtener suficientes calorías si está bajando de peso

image-1258780-simbolo_transprante.png
image-1256246-Dietas_(2).png